Pin It
Marketing Y Mendigo

El Marketing y el mendigo es la continuación de un post de mi blog personal: “El mendigo de la maleta roja/”, por lo que te recomiendo que 1º leas ese post y a continuación sigas leyendo este. He unido las 2 partes de mi web: blog de Marketing y blog Personal en una misma historia partida en 2 partes para tratar el mismo tema desde 2 enfoques diferentes: el personal y el de Marketing.

Volviendo a la historia desde el punto de vista de Marketing: me había decidido a ayudar al mendigo de la parada del autobús y tenía claro que la mejor manera para ayudarle, sería aplicando mis conocimientos de Marketing para intentar ayudarle a mejorar sus resultados.

Si se supone que soy un experto en comunicación, o por lo menos me pagan como tal, seguro que podría pensar en un mensaje que le ayudara a conseguir más donativos.

El mensaje original del mendigo de la parada de autobús de mi barrio era:

“Alicatador Famoso, necesito comida”.

Análisis del mensaje original

El primer paso en cualquier consultoría de Marketing es el análisis de la situación inicial y después de darle unas cuantas vueltas al tema del Marketing y el mendigo, lo que tenía claro es que ese mensaje se tenía que quedar: era original, había llamado mi atención y desde luego, cumplía con su objetivo. De todos modos, podría hacer un cartel más pequeño que le ayudara a que no sólo llame la atención, sino que la gente se acerque o hasta incluso pare sus coches y le dé una ayuda al pobre mendigo.

Principales reflexiones sobre el mensaje:

  • Formato: el adecuado, un trozo de cartón escrito a rotulador con letras mayúsculas que se leen muy bien desde lejos.
  • El Mensaje: muy original, que te hace pensar y deja claro el objetivo.
  • El sitio: quizás no era el más adecuado porque no hay mucho tráfico, pero a cambio no hay competencia por lo que puede ser muy bueno para una estrategia de nicho.

La esencia estaba, por eso había que pensar en algo complementario que no modificara lo principal.

Esto que parece una tontería, es algo muy difícil de encontrar en la vida real: muchas empresas fracasan por los cambios en sus direcciones generales, sus direcciones de marketing o sus nuevas agencias de comunicación. Es muy normal que venga un nuevo CMO y que quiera cambiar toda la política de comunicación de la empresa. Se ven muchas empresas que dan bandazos en sus estrategias empresariales y de comunicación y por el camino pierden su esencia.

Un mensaje pensado desde el punto de vista del Marketing para ayudar al mendigo

¿Cuál podría ser el mejor mensaje?

¿Tiene sentido la relación del Marketing y el mendigo?

¿Tu en qué mensaje pensarías?

Yo pensé en aplicar la teoría del Marketing directo. ¿Qué mensajes son los que funcionan mejor?

Los que entran en mundo interior y te tocan la fibra sensible. Sin duda, lo que nos impulsa a movernos es lo emocional. Puede ser que luego lo vistamos con un traje de racionalidad, pero lo que impulsa a la acción es lo emocional.

Y dentro de las emociones, nada tan poderoso como lo que te afecta a ti directamente. A todos nos preocupa mucho más lo que está dentro de nuestro mundo personal que lo que está en el mundo de los otros.

Además tendría que ser algo breve y sencillo… Ya está, ya tenía claro el nuevo mensaje. Estaba convencido con el mensaje principal, pero todavía le faltaba algo. Algo que falta en muchas de las campañas profesionales de la televisión e Internet. Es muy común ver carísimas campañas de lanzamiento de un producto y que su mensaje principal carezca de una pieza fundamental: “el call to action” o la llamada a la acción el “click aquí de Internet” o el mensaje que te impulse a moverte o a comprar.

El mensaje ya estaba listo, ahora había que pensar en su ejecución. ¿Y qué mejor manera de hacer el mensaje para el mendigo de la maleta roja que con un mensaje escrito por un niño en una cartulina?

Ahí fue donde pensé que esta acción tendría mucho más sentido con la ayuda de mis hijos. Además de ayudar al méndigo, iba a compartir la experiencia con mis hijos.

Preparamos el mensaje y se lo llevamos.

El mensaje de marketing y el mendigo

Si quieres ver el mensaje que preparamos pincha aquí.

Si te fijas, es corto y directo, apela a lo personal e invita a la acción. Confío en que le sirva. Tengo dudas sobre si es original porque me suena haber oído algo similar a través de Internet, pero en esta ocasión eso no es importante y estoy seguro de que nadie pondrá pegas al respecto, sobre todo si se consigue el objetivo que es ayudar a una persona.

Y si quieres conocer el final de la historia ve al post del Mendigo de la maleta roja.

Si te ha gustado la historia, por favor compártela con tus amigos, redes sociales o en persona, y si tienes alguna idea para un posible cartel para otro mendigo, por favor cuenta…

 

Conrado MartínezAutor: Conrado Martínez
www.conradoymas.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *