Pin It
Infografía Estrategia Empresarial

ELEGIR LA MEJOR ESTRATEGIA EMPRESARIAL EN 10 PASOS

Después de 3 días de Comité de Dirección encerrados en Segovia planificando las posibles estrategias y planes de Informa y eInforma, me he decidido a pensar sobre cual sería el proceso ideal para la selección e implantación de la mejor  idea, estrategia o producto  y al final he llegado a un “Decálogo de Estrategia Empresarial”. La verdad es que había llegado a 9 pasos para seleccionar, implantar y controlar la mejor Estrategia Empresarial, pero al final he añadido una última porque siempre es mejor tener un “Decálogo” que “9 pasos “.

No me he quedado sólo en el plano teórico estratégico, sino que he pensado en todo el proceso, desde el análisis previo, hasta el salto de estrategia a realidad, también aplicable al salto de idea a producto que efectivamente consiga ventas y su control posterior. La idea es conseguir un método que ayude a decidir con confianza.

Las 10 claves para elegir una Estrategia Empresarial con éxito

1.- Máxima información. Antes que nada hay que trabajar a tope y recopilar toda la posible información relacionada, tanto interna, de los diversos departamento de la casa, como externa: competencia, entorno legal, económico, etc. Mucha gente se salta este paso previo porque es el que requiere de más trabajo y se piensa que lo importante es tener una gran idea, pero se equivoca, sin el trabajo previo de analizar todos los inputs, el riesgo de fracasar en la selección de la idea o en su posterior implantación se multiplica exponencialmente.

2.- Grandes preguntas. Hay que ser capaces de profundizar y no dejarse llevar por las prisas y elegir la 1ª opción. ¿qué pasaría si…? Hacer simulaciones, estudios hasta sus últimas consecuencias, en definitiva intentar prever todas las posibles situaciones para estar seguros de seleccionar la Estrategia Empresarial más adecuada y que su ejecución e implantación esté libre de sobresaltos (en la medida de lo posible).

3.- Pensamiento alternativo. Los especialistas en la materia opinan que una de las claves del éxito de los equipos de I+D reside en que se conjuguen diversos perfiles que aseguren todos los puntos de vista. A la hora de seleccionar una Estrategia Empresarial o para el lanzamiento de un nuevo producto al mercado es fundamental “salirse de la caja”, lo que los americanos llaman “think out of the box” para buscar alternativas fuera de lo tradicional, los grandes éxitos empresariales suponen cambios en las reglas del juego, apertura de nuevas categorías, cambios de paradigma… y eso sólo se consigue analizando las diversas ideas y alternativas desde todas las perspectivas  para intentar encontrar cosas diferentes y sorprendentes.

Es necesario contar con gente creativa que aporte nuevos puntos de vista. Aquí es fundamental no tener miedo al ridículo, se necesita crear un buen ambiente de trabajo que fomente la participación y se minimice el miedo al fracaso o a las burlas de los compañeros o jefes. Nunca se puede olvidar que desde una pésima idea se puede llegar a una idea brillante, mientras que si no hay ideas, nunca habrá resultados.

4.- Decisión Estratégica. Una vez hechos los deberes de información previa, generación de ideas y análisis llega la hora de mirar más allá del corto plazo. El pensamiento estratégico necesariamente tiene que incluir la visión a largo plazo, análisis de implicaciones y decisión sobre hacia donde se quiere ir.

Después de valorar todas las alternativas con toda la información llega el momento de seleccionar la Estrategia Empresarial que se quiere implantar.

5.- Planificación de la implantación de la Estrategia. Hay muchos equipos de teóricos que son muy buenos en pensar y elegir nuevas estrategias, nuevos productos o nuevas maneras de hacer las cosas, pero sin embargo son muy malos a la hora de llevar la teoría a la práctica. Hay gente que se cree que con la formulación de la estrategia o la definición del producto ya se ha terminado el trabajo más importante, pero en mi opinión esto es una gran equivocación. Aquí es donde empieza el trabajo de verdad. Hay que:

  • Identificar los problemas y riesgos potenciales a evitar.
  • Las claves del éxito a asegurar. Qué es lo imprescindible que se tiene que asegurar a cualquier precio.
  • Qué trabajos se tienen que ejecutar y qué tácticas se van a emplear.
  • Responsables de cada tarea.
  • Plazos.
6.- Comunicación. En el mundo actual se ha demostrado que en muchas ocasiones la Comunicación es tan importante como la propia Estrategia o la Táctica que se haya decidido utilizar.
Hay grandes ideas que han fracasado por su comunicación (tanto interna como externa), por eso el proceso de comunicación necesita ser uno de los puntos  claves junto con el pensamiento y la ejecución.
Si se busca el éxito empresarial es necesario asegurar que tanto la selección de la estrategia, como su ejecución y comunicación están perfectamente diseñadas. También es muy importante pensar en todo el proceso de comunicación antes de la implantación o ejecución de la Estrategia Empresarial.

7.- Ejecución e implantación. Ya se ha decidido qué se quiere hacer, cómo y qué se va a comunicar, entonces y sólo entonces es el momento de la ejecución de la Estrategia o del lanzamiento del nuevo producto. Pasar de la teoría a la práctica no se aprende en la escuela, y para realizarlo adecuadamente hacen falta unos determinados perfiles de personas con capacidad de mover todos los engranajes internos y externos. Hace falta gente con capacidad, mando y experiencia para conseguir que las cosas se hagan y que no se malee la estrategia por el camino.

8.- Análisis y Retroalimentación. Implantar una nueva Estrategia Empresarial o lanzar un nuevo producto es un proceso muy complejo y que, pese a lo que creen muchas personas, no termina con su implantación o lanzamiento, sino que este es el principio del verdadero partido.

Aquí también he podido comprobar como hay gente que llega tan agotada al lanzamiento que, una vez se pone en marcha, se desconecta y se cree que su trabajo ha terminado y que ha sido un éxito… Gran error. Cuando lo pones en marcha no acabas, sino que empiezas. No es el momento de celebrar y descansar, sino que es el momento de poner toda la carne en el asador y asegurarnos de que todo sale bien. Estar atentos para detectar posibles errores, anticiparse a los problemas y corregir todo lo que sea necesario.

Es muy habitual, sobretodo en el “mundo online” que queden fases, siempre queda una siguiente fase que implantar. También es el momento de analizar qué se quería hacer (los planes) y qué es lo que realmente ha salido. Aprender del proceso, extraer los “learnings” para que la organización los pueda aprovechar en futuras ocasiones.

9.- Control constante. Cuando sólo hay una estrategia o un producto es muy fácil de controlar, pero cuando hay muchos y muy variados, con múltiples implicaciones y ramificaciones, el control se vuelve muy complicado, por eso es fundamental crear un buen Cuadro de Mando que te avise cuando haya variaciones sobre lo previsto.

Es necesario tener una organización totalmente enfocada al cliente, pero con puntos de control e hitos intermedios para asegurarnos que no nos perdemos en el bosque. Que cuando los focos se aparten y se vayan a otro punto de interés todo sigue funcionando adecuadamente.

Siempre hay trabajos pendientes, proyectos a medias, mejoras, fases y demás, por eso también hay que ser capaz de parar de vez en cuando para celebrar las pequeñas victorias. Momentos de celebración son necesarios en cualquier organización para asegurar la cohesión y la motivación de todo el equipo.

Cuando todas las cosas están controladas en una empresa es mucho más fácil armonizar las diferentes prioridades. Aquí la labor de la dirección es vital para asegurarse de que siempre está claro hacia donde se dirige la organización.

10.- Innovación y Cambio. Está demostrado que en el siglo XXI ningún negocio se puede sustentar sobre las mismas ideas o productos durante mucho tiempo, por eso es fundamental que en el ADN de la compañía esté inherente la innovación y la mejora continua.

Aunque las cosas funcionen no te puedes quedar quieto, siempre hay que estar pensando en la siguiente idea, en cómo mejorar, en cómo ir más rápido para seguir por delante de tu competencia. Nada es para siempre y hay que saber cambiar.

Muchas compañías con estrategias de éxito, grandes productos y procesos de control de todo su funcionamiento se han visto relevadas de su posición de liderazgo por compañías más pequeñas e innovadoras, por eso he añadido este punto número 10 a mi Decálogo de Estrategia Empresarial, porque puedes hacer los 9 puntos anteriores correctamente y perder la partida, sin embargo, con este décimo punto creo que la longevidad de la empresa está un poco más asegurada.

Analizando el resultado, creo que he llegado a un sencillo método fácil de seguir y que asegura las mejores opciones para tener éxito en el entorno empresarial. También he creado una Infografía para que sea más fácil de visualizar, ¿Tu qué opinas? Estaría bien que te animaras a compartir tu opinión…

Infografía Estrategia Empresarial

 

Infografía Estrategia Empresarial

 

This Post Has 2 Comments

  1. Pingback: Perdonar para descansar. Perdonar para olvidar Conrado y más

  2. Pingback: Estrategia Empresarial: 10 pasos fáciles...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *