Saltear al contenido principal

Mindfulness meditación guiada qué es y por qué empezar a practicarlo

Mindfulness Meditación Guiada

Mindfulness la meditación guiada de los no místicos

Este es un post para los principiantes que quieren explorar qué es el mindfulness. Una manera rápida de ver una panorámica general desde mi perspectiva particular del mindfulness la meditación de los no místicos.

Cuando empecé a hacer mindfulness, durante el comienzo del confinamiento por el Covid, me daba un poco de vergüenza. Yo siempre he presumido de ser muy racional y esto de la meditación, como que era un poco demasiado esotérico para mi gusto.

Recuerdo la 1ª vez que me vieron mis hijos y me dijeron: -Papá qué haces, cada día estás más colgao. No seas rarito.

A lo que respondí: -Estoy haciendo mindfulness meditación guiada científica para controlar mis pensamientos y emociones.

¿Qué quería decir con esto? Pues que en realidad el mindfulness, aunque puede ser equiparado con muchas técnicas de meditación orientales, es la vertiente más científica y desprovista de parafernalia de todas.

Ojo, con esto no quiero que el misticismo o todo lo que envuelve al yoga, a la meditación, el control de la respiración y todas sus variantes, sea negativo. Todo lo contrario, me parecen un nivel superior, pero dentro de mi teoría de la Reflacción , es decir, reflexionar y poner en prácticas nuevas cosas, el camino del mindfulness me parece el más sencillo.

Me refiero a que se puede empezar con el mindfulness sin necesidad de creer en teorías orientales, budismo, meditación trascendental o temas similares. Es algo mucho más cercano, “occidentalizado” si me permitís la palabra y sencillo.

Lo que es importante desde el principio, es dejar claro que el mindfulness está lleno de beneficios, y no porque lo diga yo, que soy un auténtico neófito, sino por todos los estudios científicos del más alto nivel que lo demuestran.

¿Por qué hago este post sobre el mindfulness?

Bueno además de escribir este post sobre meditación guiada mindfulness, también he hecho un capítulo de mi podcast: Y si lo entendiera por si prefieres escuchar un audio en lugar de leerlo. Aquí tienes el link:

Esta es una buena pregunta; está claro que yo no soy un especialista y sobre esta disciplina ya existen miles de publicaciones, entonces ¿por qué me estoy metiendo en este jardín?

Os confesaré que lo hago porque mi hijo me ha dicho que quiere probar, porque ha visto que tiene compañeros del equipo que lo practican y que les ayuda a controlar sus emociones y ser mejores en su deporte.

¡Increíble cómo ha cambiado el cuento en muy poquito! 😊

Cuando me preguntó, lo primero fue un poco de refuerzo positivo: que no te dé vergüenza, el mindfulness es la meditación de los no místicos. Esto en realidad, no tiene nada que ver con el budismo, religiones o creencias, es una práctica para intentar mejorar, con una amplia base científica…

Además, como decía en mi post sobre cómo ayudar en periodos de crisis a los más cercanos para poder ayudar a los demás, lo primero es cuidarse a uno mismo y para esto nada mejor que dedicarse momentos de introspección y aquí pocas cosas están al nivel de la meditación guiada mindfulness.

¿Qué es el mindfulness?

El mindfulness, pese a la creencia generalizada de los que lo desconocen, no se trata de dejar la mente en blanco, sino todo lo contrario: prestar la atención plena al aquí y ahora.

Sobre esto, en realidad tengo poco que aportar, así que no me voy a meter en la teoría, la historia, etc. Si quieres saber más a este respecto, nada más fácil que empezar con la Wikipedia

Yo a mi hijo le he buscado un video especial de iniciación para novatos del Doctor Mario Alonso Puig. Nada mejor que empezar de la mano de un científico para perderle el miedo 😊

Las 4 directrices del mindfulness para novatos

Para quien no quiera empaparse en el tema por otras vías, pero si quiera unas pinceladas sobre el tema, nada mejor que conocer las directrices:

  • 1º permitir que la mente repose sobre un solo objeto.
  • 2º volver a la concentración
  • 3º respirar lenta, suave y profundamente
  • 4º aceptar que no hay una forma correcta o incorrecta de meditar.

En resumen, tienes que dedicarle un rato, por ejemplo, yo le dedico entre 10 y 15 minutos y en este rato simplemente me pongo un audio que me guíe, hay miles en Internet, y así puedo concentrarme plenamente en el momento, en mi respiración.

La mente salta de un pensamiento a otro, pero el ejercicio consiste en volver a traer a la mente tranquilamente al presente, al aquí y al ahora, a tu respiración, a tu punto de concentración. Tienes que respirar tranquilo, algo que ya por si solo trae beneficios a tu organismo y también es importante saber que no debes juzgar la práctica.

No hay buena o mala práctica, simplemente mindfulness meditación guiada.

En un seminario que estuve de Húnete, me hablaron de las 7 reglas de la meditación:

  • No enjuiciamiento
  • La aceptación
  • La paciencia
  • Mente de principiante
  • Confianza
  • No forzarla
  • Soltar

Mi experiencia personal con la meditación y el mindfulness

Quizás, como más pueda ayudar es compartiendo mi experiencia personal.

Después de unos meses de pandemia y de engordar sin control, empecé mi rutina matutina de hacer deporte y mindfulness. Deporte de 3 a 5 días a la semana y mindfulness casi todos los días. Con la práctica cada vez es más fácil y el tiempo pasa más rápido. De hecho, algunos días empiezo a notar las ganas de más; sesiones más largas, profundizar en el conocimiento…

El mindfulness claramente me enseña lo activa que está la mente y lo difícil que es controlarla y posarla sobre una única actividad. Si esto me pasa cuando lo intento, qué no me pasará en mi día a día con el piloto automático y el multi tasking.

Empezar por las mañanas con el Mindfulness me ayuda, 1º a dedicarme 10 minutos, 2º a bajar mi ritmo y a darme calma. No por ir más rápido durante todo el día voy a llegar más lejos.

También está toda la parte científica de que crea nuevas conexiones en el cerebro y que hasta incluso puede ayudarte a crear nuevas neuronas, pero lo realmente importante para mi es que me da tiempo para auto escanearme y ver en qué estoy pensando, mis emociones y mis fatigas.

Por eso estoy encantado de intentar enganchar a mi hijo con esta práctica (y a los que os estáis animando a leer esto).

Apoyo científico al Mindfulness

Y para apoyar mi idea del mindfulness meditación guiada, voy a acabar este post compartiendo algunas ideas que escuché en una entrevista que le hicieron a Nazareth Castellanos, física, neurocientífica y muchas cosas más en un podcast de Jana Fernández.

Nos pasamos aproximadamente el 47% de nuestro tiempo en piloto automático, simplemente dejándonos llevar por nuestros automatismos o haciendo cosas sin verdadera concentración, con lo que en el budismo llamaban el «monkey mind», mente de mono porque vas saltando de un pensamiento a otro sin control.

Nuestro cerebro está lleno de automatismos. El cerebro reacciona espontáneamente antes de que te des cuenta conscientemente. Nuestra mente no para, siempre está embarcada en pensamientos, estado difuso en el que no te das cuenta de lo que realmente estabas haciendo.

Esto es lo contrario a trabajar la atención. Estado de ensoñación. Cuanto más tiempo pasamos en este estado de ensoñación, mayor sensación de insatisfacción tenemos. Menos felices estaremos con nuestras vidas.

Una mente divagante te conduce a una vida infeliz.

Hagas lo que hagas hazlo. Si estás barriendo, barre; si respondes emails, responde emails. Hay que ser consciente de lo que se está haciendo para salir de ese estado de ensoñación.

Una de las técnicas para entrenar a nuestro cerebro para salir de ese estado de ensoñación constante es la meditación. Con el mindfulness consigues entrenar tu atención a estar en el momento presente sin juzgarlo, así nuestro estado de ensoñación disminuye, lo que nos ayudará a mejorar nuestros niveles de satisfacción con nuestra vida.

La meditación consiste en tomar el control de tu mente y durante un rato ser consciente de lo que estás pensando.

Clínicamente se ha estudiado que las personas que están más tiempo en estado de ensoñación tienen más probabilidades de sufrir Alzheimer.

El estado de ensoñación también es el cultivo perfecto del estrés porque ahí es más fácil que una sensación de estrés se aumente y se multiplique.

Y bueno, si después de todo esto no he conseguido que te pique el gusanillo para echar un vistazo más de cerca al mindfulness, mi último intento es este video con una clara explicación de mindfulness para principiantes:

Conrado MartínezAutor: Conrado Martínez
Contacto y Redes Sociales

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Hola Conrado. Me ha encantado tu post.
    Yo también he oido hablar del Mindfulness y te prometo que me has abierto a la curiosidad.
    Ya te contaré.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba