Saltear al contenido principal
Yo No Quiero Ser Una Data Driven Company

Yo no quiero ser una Data Driven Company

LAS DATA DRIVEN COMPANIES

Ahora se ha puesto de moda y parece que cualquier compañía de éxito tiene que ser una “Data Driven Company”, es decir, una empresa donde todas las decisiones se basen en los datos.

Quizás sea una derivación lógica del Big data. La multiplicación de los datos, para poder tomar decisiones mejor informadas. Con la evolución de la tecnología, ahora se pueden medir cosas que antes eran imposibles. Al aumento de la capacidad de cálculo se le suma la reducción del coste de almacenamiento de la información.

Ambos fenómenos combinados han hecho que nazca la vorágine de los datos. Cualquier empresa que se precie necesita analizar más y más información y por si esto no fuera poco, se añade la Inteligencia artificial y el “Machine learning”.
Los científicos de datos reconocían que se habían almacenados muchos datos que nunca habían sido utilizados. Pero ahora con el “Machine learning” se acaba esta limitación humana de capacidad de análisis y aquí es donde se retroalimenta el concepto de las “Data Driven Company”.

Más datos, como si de más madera se tratase para que las máquinas puedan contar con todo el petróleo necesario para tomar las decisiones de las empresas.

Que no se me entienda mal, no estoy en contra de los datos. De hecho, vivo de ellos, pero yo soy un firme defensor que en lugar de querer ser una “Data Driven Company”, deberíamos buscar ser una “Data Inspired Company”. Es decir, no una organización en que las decisiones se tomen en base a los datos, sino que los datos sirvan de inspiración para que los directivos tomen las decisiones más apropiadas posibles.

LA PERFECTA COMBINACIÓN ENTRE ANÁLISIS, INTUICIÓN Y DECISIONES

Combinar intuición y datos es algo difícil. Hay gente que prefiere apoyarse sólo en los datos y así si falla algo la culpa no es suya sino de los datos. Hay otros que simplemente se dejan llevar por sus sensaciones, saben mucho y eso les basta (y mientras aciertan es válido).

Pero los verdaderos directivos de éxito son los que son capaces de analizar los datos más importantes y llevarles la contraria si es necesario… La verdad es que este tipo de directivo no es nada común.
Los directivos que más proliferan son los que su máxima preocupación es el análisis y siempre están planificando y analizando, mientras su competencia les pasa por delante… La frase de parálisis por el análisis desgraciadamente sigue viva entre muchas de las empresas Data Driven de nuestro entorno.

Cada vez se habla más de la figura del Martecth, como figura encargada de unir análisis, tecnología y creatividad para generar ventas y mejorar las relaciones con los clientes.

Por eso, aunque cuando hablemos de Data Management, la palabra de moda sea “Data Driven Company”, yo sigo insistiendo en la necesidad de ir más allá del análisis de los datos y apostar por la chispa de la creatividad y la innovación. Probar nuevas cosas, hacer las tareas de una manera diferente, sin miedo a equivocarse y aprender rápido para seguir evolucionando y cambiando.

 

Conrado MartínezAutor: Conrado Martínez
www.conradoymas.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar