Saltear al contenido principal
Son Compatibles Marketing Y Calidad Hoy En Día

Son compatibles Marketing y Calidad hoy en día

¿MARKETING Y CALIDAD SON COMPATIBLES?

Hace 10 años hubiera dicho NO sin dudar. Marketing y Calidad son 2 cosas muy diferentes: Marketing es innovación e innovación es creación para lo que es fundamental buscar ese algo diferente que nadie sabe qué es hasta que se tiene. La gran idea, equivocarse, “think out of the box” (pensar fuera de la caja), pensamiento creativo, ensayo – error, mientras que Calidad es procedimentar, asegurar una manera de hacer las cosas adecuadamente. Búsqueda de la eficacia.

Marketing es conseguir un resultado, el “qué”, sin importar muchas veces el “cómo”, sin embargo Calidad es el “cómo”. Oyéndome me doy cuenta de que no soy nada neutral, pero supongo que es algo lógico teniendo en cuenta que siempre he trabajado en un departamento de Marketing, seguro que si este post lo escribiera un responsable de Calidad le daría otro enfoque totalmente diferente a las relaciones y compatibilidades del Marketing y Calidad.

Intentemos ahondar un poco más en las relaciones entre Marketing y Calidad, para lo que sería necesario analizar las diferentes partes o componentes del Marketing, para lo que voy a retomar la Imagen que utilice en el Post Componentes del Marketing:

 

Composición del Marketing

Si pensamos en las partes del Marketing, en lugar de pensar en el todo en conjunto, entonces vemos como la compatibilidad del Marketing y Calidad es más asumible en muchas de las partes. Me sigue costando ver el valor añadido de procedimientar y establecer procedimientos de Calidad en la Innovación y la Estrategia, pero si le veo beneficios a la parte de Investigación, Diseño de Productos y Comunicación por ejemplo.

El tener procesos de Calidad en los procesos de Diseño de nuevos productos es algo común y tradicionalmente aceptado por todos, sin embargo, actualmente en muchas industrias, sobretodo en las relacionados con el software e Internet está  metodología está siendo muy cuestionada.  Las actuales metodologías denominadas “Agile”, los desarrollos “scrum” (en melé) apuestan por la rapidez y puesta en marcha de productos imperfectos que se vayan mejorando semana a semana a través de sprints, mientras que las metodologías clásicas estilo ISO de Aenor siguen apostando por la definición y planificación global a priori, control de versiones, documentación y trazabilidad de todas las evoluciones y cambios. Probar todo antes de lanzarlo para asegurar al máximo la ausencia de errores.

Los equipos de Calidad defienden que se puede desarrollar en equipos de scrum respetando y cumpliendo con los procedimientos de Aenor y es verdad, pero mi gran duda es si estos procedimientos aportan beneficios a la organización o son simplemente cargas de trabajo adicional, burocracia en forma de documentación y firmas de versiones que en realidad no aportan nada de valor.

Muchas veces para un Marketiniano lo más importante es ser el primero, aunque haya fallos, mientras que para un experto en Calidad la prioridad es que esté todo revisado y bien. Ciertos fallos son asumibles en Marketing y se premia a quien ha conseguido un buen lanzamiento aunque se haya saltado algunas normas internas, mientras que Calidad busca dejar evidencias que de que se ha hecho todo según lo acordado, se ha aprendido por el camino y todo está perfectamente documentado.

También soy muy crítico con las injerencias de Calidad en todo lo relacionado con procesos cuya clave principal es la creatividad. La evolución de Marketing y Calidad es cada vez más divergente en estos temas.

Por ejemplo, en la creación de una campaña de publicidad nueva, Calidad diría que es necesario respetar el proceso de compras, homologar a los proveedores antes de poder trabajar con ellos, seguir un procedimiento estándar de aprobación, guardar una documentación y dejar registros de todos los hechos relevantes. Mientras que en Marketing la evolución es hacia el “Crowsourcing” o convocatorias abiertas para elegir la mejor idea, independientemente de dónde provenga o del creador de la misma. Cuando algo muy bueno llega a tus manos, se sabe (para eso te pagan) y lo importante es ponerlo en el mercado lo antes posible. Cuando no estás seguro es cuando los procedimientos te sirven para protegerte y para justificar las elecciones: “ha sido algo elegido según el procedimiento”, “he respetado las normas establecidas en la compañía”…

En definitiva, mi opinión personal es que Marketing y Calidad si son compatibles, aunque no creo que procedimentar todo lo que se hace en una empresa aporte más beneficios que perjuicios a una organización. Creo que Calidad tiene una misión muy importante que cumplir, sobretodo en todos los trabajos relacionados con Producción, Industria, fabricación y con trabajos repetitivos, pero no creo que tenga que estar presente en todo lo que se hace en otras industrias o departamentos como el de Marketing.

Y tú, ¿estás de acuerdo?

 

Conrado MartínezAutor: Conrado Martínez
www.conradoymas.com

 

Esta entrada tiene 6 comentarios
  1. Estoy de acuerdo relativamente.
    Considero que la Calidad es incompatible con toda aquella actividad que requiera de un ejercicio intelectual. Y dicho esto, desde el mas profundo respeto a los señores que piensan que somos burros, lo desarrollo un poco mas.

    Cada vez que sigo un procedimiento, pienso en “alguien quiere estar tranquilo con lo que estoy haciendo”. Con que estoy siguiendo todos los pasos. Ya no tengo que utilizar el cerebro, hay algo escrito que dice como tengo que proceder. El espiritu de innovación es algo que te impide hacer dos cosas de la misma forma. La segunda siempre ha de ser mejor que la primera. La calidad es incompatible con la innovación. Hemos de buscar el desarrollo de la excelencia, no la normalización.

    Aunque entiendo que en algunos casos puede ser aplicacable, sobre todo la parte de testabilidad. Cuando salgo de mi casa a comprar pan, no reviso si he cerrado bien las ventanas, luces, etc. Cuando salgo de vacaciones, si, lo menos tres veces. Simple y absurdo ejemplo, pero creo que recoge bien lo que quiero expresar.

    Bueno, como ves, mi postura es muy radical. Veo la calidad como una especie de castracción quimica del cerebro basicamente, al menos en todo lo relacionado con la innovación.

  2. Que igual yo también soy radical, pero estoy muy de acuerdo con Manolo.
    El “procedimentar” puede ser muy muy útil, para temas tradicionales como la contabilidad o el proceso repetitivo de una cadena de montaje. Intentar justificar su uso en departamentos o trabajos que se deben poner al día y actualizar cada poco tiempo, es ponerle trabas y burocracia a algo que tiene que ser mucho más fresco.

  3. Bueno ,si partimos de las funciones basicas de una empresa podemos decir que el marketing cumple una función determinante en el INTERCAMBIO de los productos bienes y servicios , en la medida que estos que estos hayan cumplido con las exigencias del mercado ; sin embargo la calidad es una herramienta fundamemtal de la producción cuya función es determinar los estandares de calidad que se deben desarrollar en cada uno de los productos en función a las exigencias del mercado (consumidores) , por lo tanto el ambas técnicas cumplen con sus funciones y son compatibles en los resultados que se obtenga de un producto , la discución no esta si somos procedimentalistas , sino en que tiempo aplicamos cada una de estas técnicas que al final configuran la excelencia de un productos cuando son bien aplicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar